¡Hola a todos! En este primer post os quiero dar unas recomendaciones para cuidaros en verano. La voz, en general, es muy sensible a los cambios bruscos de temperatura, sobre todo con fríos o calores extremos. El verano es maravilloso: Todo luz, todo sol, días largos y mucho aire acondicionado. Si no lo tenemos en casa, está en los negocios, en el trabajo, en el coche, en los colectivos, en el Metro y no dudo sobre su utilidad, sobre todo cuando padecemos 40º a la sombre…

Desde mi experiencia no hay mucho secreto y para serte honesta, he ido probando lo que me servía y lo que no. Siempre llevo conmigo una pequeña chalina o pashmina de seda. Es perfecta porque no ocupa lugar en el bolso y muy conveniente sobre todo para amortiguar la diferencia de más de 20º entre ambientes; cubrir el pecho para evitar la tan temida disfonía; agua y no mucho más.

Aunque debo reconocerte que, por prescripción médica, ayudo a mis defensas (y te prometo que no es por el Actimel) con una dieta equilibrada y suplementos dietarios como Vitamina C, Vitamina A, Ácido Hialurorico, Colágeno, Zinc y Magnesio. Toco madera: hace años que no tengo problemas con mi voz en relación a la temperatura.

Suerte y a disfrutar!!